Norberto Toledo

» Posted by | 4 comments

Carbon Vegetal

PREPARACION DE CARBON VEGETAL –

Algunas tareas agrícolas están ya casi en el olvido.  Una de estas es la elaboración de carbón vegetal, o como es conocido leña.   Ya para la época de los mil novecientos sesenta solamente algunos puertorriqueños tenían  conocimiento de esta labor en cuyo caso serian estudiantes de Ciencias Agrícolas ( agronomía) y estos tendrían conocimiento anecdótico no actual.

En mi caso mi conocimiento era actual pues desde bien joven ayudaba a mi padre, agricultor por necesidad, en todo lo relacionado a las tareas agrícolas incluyendo la preparación de carbón vegetal que, además de kerosín (Gas como se le conocía) y leña, se utilizaban para cocinar.

Pues bien, los materiales y herramientas necesarios para hacer carbón vegetal son: un hacha, matojo, tierra, un envase (“drum”),  agua, pala, picota, rastrillo, un cubo o “lata” y una buena carretilla. La materia prima eran los arboles los cuales actualmente escasean y si existen son protegidos por Recursos Naturales.  Además para cortarlos y convertirlos en leña ya eso es otra historia.

El local donde se elabora la leña debe ser llano, preferiblemente con una barranca de respaldo que servirá de chimenea. La chimenea consiste en colocar dos  o más árboles o palos sobre la tierra  de los cuales dos se extienden  sobre la barranca a la altura del horno o carbonera.

Sobre estos árboles o palos se coloca la leña que no es otra cosa que árboles  en trozos. El ancho y elevación del horno o carbonera depende del material disponible. Ya formada la carbonera, se cubre con matojo, dejando una pequeña apertura por el frente (la boca) y por la parte trasera (la chimenea).

El próximo paso consiste en cubrir el horno con tierra creando una capa bastante gruesa la cual es indispensable para que el fuego no salga a la superficie. Hecho esto se procede a pegarle fuego con la ayuda  del kerosín. Una vez el fuego avanza se procede a cerrar la boca para evitar  que la madera que se va quemando se convierta en cenizas.

Un  problema que surge es si el fuego sale a la superficie pues el carbón se convierte en cenizas, por lo que requiere una vigilancia de veinte y cuatro horas diarias. A medida que el fuego continúa, la carbonera va disminuyendo en tamaño. Es una etapa peligrosa  pues hay que hacerle presión evitando huecos. Cualquier asomo de fuego a la superficie  se repara añadiéndole  tierra.  El proceso puede durar hasta 16 horas dependiendo del tamaño de la carbonera.

No hay que esperar que todo se haya quemado para empezar a sacar el carbón; esto se puede hacer  parcialmente para lo cual hay que tener suficiente agua  y un buen rastrillo.  Una vez  pasadas las horas necesarias el carbón está listo para echarse en un saco de yute.  El costo de un saco de carbón era 50 centavos en el mercado.  Un buen precio si se considera que  una libra de bacalao costaba 23 centavos.

Cuando tenía 8 años de edad y con la ayuda de un  hermano  decidí hacer una carbonera para  obtener  dinero y  hacerle un regalo a mi maestra. Me sentía muy orgulloso pues estaba demostrando mis dotes empresariales.  Cuán grande sería mi sorpresa cuando al darle el regalo a mi maestra ella lo recibió con soberana indiferencia.  Demás está decir que fue el ultimo regalo que hice jamás a una maestra.

Todo esto había quedado en el olvido hasta hace  un par de años estaba paseando por el interior  de la isla  y vi una carbonera.  Salí corriendo del carro con mi cámara en mano y saqué varias fotos y en su debido tiempo se las mostré a mis nietos; los cuales no podían entender mi emoción por un montón de leños que humeaban. Es por eso que hago esta narración esperando rescatar del olvido parte de nuestras tradiciones en este caso la elaboración de leña; tan  puertorriqueña como tantas otras tradiciones.

4 Comments

  1. Interesante esto de las carboneras y el carbon vegetal. Recuerdo que mi madre una vez decidio intentarlo pero se dio por vencida rapido. Lo se por que lo hablaba con mi padre y con los vecinos. No reconoceria una carbonera hoy en dia, y si las he visto no recuerdo por que no sabia lo que eran. Pero veo que era una gran labor. Pero es algo de nuestra cultura o por lo menos algo que se practicava antes, y pienso que aunque no se practique ahora se debe recordar lo que es. Yo soy de la generacion del 1992 en adelante, pero cuando veo cosas que se usaban en los viejos tiempos me emociono por que creci con las historias de mis padres y abuelos.

  2. Norberto i must say that you really remind me of my grandfather when he use to explain me this. I am a student of Agriculture at UPRM and i know what you are talking about and how you feel. when i grew up i was always at the farm with my grandfather because i really love being outside and i still do i love to grow plants and i love to see how they give me love by giving me food. I wish that everyone could see how important it is to keep our traditions because it will maintain us united. Thank you Norberto for such a nice tradition and for reminding me the greatness of our land.

  3. This story is very fascinating, because it talks about how Puerto Rico has lost it tradition on making firewood. The emotions of the past where founded today in the writers life when he saw the woodshed. This story wants to create conscience about recuperating traditions and culture in Puerto Rico. It is very fascinating to know the importance that contributed the making of firewood in Puerto Rico to the economy, tradition, culture and daily living in the agronomy. Today if firewood was still made in Puerto Rico it would help very much in Puerto Rico growing an economy , and creating new jobs.

  4. Me gusta esta historia, te muestra de una tradición que es, como muy bien mencionaste, olvidada completamente. El hecho de que motives a las personas alrededor del mundo a volver a hacer uso de esta tradición es impresionante; sin embargo, noto una contradicción, te preocupan los árboles ya que son muy pocos y los que hay, son protegidos (por lo menos eso entendí); pero si quieres que se vuelva a hacer uso del carbón natural, no piensas que el número de árboles presente, disminuiría? Yo pienso que si hubiese menos cemento que ayuda a la extinción de los árboles, tampoco sería muy bueno ya que, al quemar el carbón, se liberan gases nocivos a la atmósfera. Si hubiese alternativa a los gases, con gusto apoyaría la posición de volver a usar el carbón natural……. Otro problema, que realmente me entristece, es el capital; el sintético se vende más porque es más económico; tarda más en gastarse por lo que tendrás que comprar menos en una barbacoa. Desafortunadamente, el capital es lo que le importa más al ser humano, todos deseamos comodidad pero escogemos lo “más barato”.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>